Pasos para darte de alta censal en la Agencia Tributaria

A esta alturas del año hay muchos futuros emprendedores que están pensando en iniciar su andadura profesional o empresarial tanto, si se nos permite la expresión, en “formato” pymes como en “formato” autónomos. El problema es que no saben como hacerlo, ni por donde empezar. Por eso, en nuestro artículo de hay vamos a tratar de explicar los pasos que hay que seguir para darte de alta censal en la Agencia Tributaria

Desde el principio, los emprendedores deben saber que están sujetos al cumplimiento de una serie de normas jurídicas, contables y, por supuesto, fiscales.

Una de las primeras obligaciones fiscales, en algunos casos la primera, es darse de alta en Hacienda. Este trámite ha de realizarse antes de iniciar cualquier tipo de actividad.

Primer paso: Darse de alta en Hacienda.

Como hemos señalado, y no nos cansaremos de reiterar, antes de iniciar cualquier tipo de actividad hay que comunicar cuando se producirá ese inicio, y de qué tipo de actividad se trata, a la Agencia Tributaria.

Dicha comunicación se efectúa mediante los correspondientes formularios que la Agencia Tributaria pone a disposición de autónomos y empresas

Esa comunicación, del alta en una actividad que se efectúa a la Hacienda Pública, se conoce como declaración censal.

Modelos de alta censal

Los modelos donde  se comunican los datos del alta en Hacienda de una actividad  son el modelo  036 y el modelo  037. Estos modelos recogen, tanto en el caso de autónomos como en el de sociedades,  entre muchos otros datos, el nombre social y/o comercial, el domicilio fiscal, la actividad a la que se va a dedicar, y el régimen fiscal que le va a ser aplicable.

El alta censal puede realizarse mediante la presentación de los formularios anteriormente reseñados en las Oficinas de la Agencia Tributaria, bien de forma presencial, bien enviándose  por correo administrativo o, mediante su presentación telemática,  a través de internet.

Elegir el epígrafe de actividad

Un punto que hemos de tener en cuenta,  es la necesidad, al realizar la declaración censal, de conocer el epígrafe que más se adapte a la actividad que se vaya a realizar.

¿Qué es un epígrafe?

Un epígrafe es un código numérico que tiene asignada cada actividad. Dicho código  se debe hacer constar en los modelos 036 o 037del alta censal. Esto lo deben realizar de igual modo los empresarios autónomos o las sociedades, de esta forma pasan a engrosar el Centro de Empresarios, Profesionales y Retenedores.

Es muy importante rellenar correctamente el alta censal de la Agencia Tributaria con el epígrafe correspondiente a la activada que vamos a realizar, ya que dicho epígrafe influirá en muchos aspectos de la vida profesional/mercantil del autónomo o de la sociedad.

Las actividades profesionales, empresariales o artísticas vienen todas recogidas en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) , Real Decreto Legislativo 1175/1990,  el cual incluye unos listados donde se enumeran dichas actividades profesionales o empresariales cada una con su epígrafe correspondiente. Cada vez que se varíe uno de los datos de la declaración censal habrá de presentarse un nuevo modelo 036 o 037 para comunicar dicha variación a la Hacienda Pública.

I.A.E ¿QUÉ ES EL IMPUESTO DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS?

El Impuesto de Actividades Económicas grava la actividad, profesional, empresarial o artística que ejercen tanto los trabajadores autónomos como las sociedades.

El hecho imponible de este impuesto es la actividad que se realiza.

¿TENGO OBLIGACIÓN DE PAGAR El IMPUESTO DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS ?

En principio, con carácter general, están obligados a pagar este impuesto las personas físicas, entidades en atribución de rentas y entidades jurídicas, siempre que sus actividades económicas se realicen en España. ¿Entonces  en qué circunstancias no se paga IAE?

  No se paga IAE en los siguientes casos:

1.- En los dos primeros años de actividad

2.- Las personas físicas RESIDENTES en España no pagan IAE

3.-  Las sociedades sujetas al Impuesto de Sociedades, las sociedades civiles y las comunidades de bienes, a partir del tercer año a aquel en el cual se hubiera obtenido un importe neto de la cifra de negocio superior a 1.000.000 de Euros.

Como podemos deducir, con las exenciones anteriores, la mayoría de los autónomos y de las pymes no abonan nada en concepto del Impuesto de Actividades Económicas.